Propiedades del jengibre. Así beneficia a tu salud

¿Conoces las propiedades del jengibre para la salud? Te contamos todo lo que debes saber sobre esta raíz y cómo incluirla en tu dieta.

Propiedades del jengibre

El jengibre es una raíz de origen asiático que ha sido utilizada durante siglos tanto en la cocina como en la medicina tradicional. Además de ser una especia deliciosa y versátil en la cocina, también ofrece una amplia gama de beneficios para la salud. ¿Sabes qué propiedades tiene el jengibre?

El jengibre es útil para resolver problemas tan diversos como aliviar problemas digestivos, reducir la inflamación o fortalecer el sistema inmunológico. Y estos son solo algunos de sus beneficios, repasamos las principales razones por las que esta especia se ha convertido en un ingrediente imprescindible en muchas culturas alrededor del mundo.

Descubre las propiedades del jengibre y cómo puedes incorporarlo fácilmente en tu dieta diaria.

Descubre las propiedades del jengibre, ¡es una raíz milagrosa!

El jengibre es una raíz que ha sido utilizada durante siglos en la medicina tradicional de diferentes culturas. Este superalimento cuenta con una amplia gama de beneficios para la salud entre los que destacan sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y digestivas.

Es capaz desde aliviar las náuseas hasta combatir la inflamación y mejorar la circulación sanguínea. Es un ingrediente natural que es interesante incluir en la dieta. Aquí te hablamos den detalle de las increíbles propiedades del jengibre para tu salud:

Muy eficaz contra las náuseas

Uno de los beneficios principales del jengibre es su capacidad para aliviar las náuseas y los vómitos, siendo especialmente útil en casos de mareo y cinetosis (mareo por movimiento). También es muy recomendable para tratar de evitar las naúseas durante el embarazo y en tratamientos de quimioterapia.

Una raíz perfecta para tratar problemas digestivos

Además, el jengibre también puede ayudar a aliviar los síntomas de la indigestión y la acidez estomacal, estimulando la producción de enzimas digestivas y reduciendo la inflamación en el sistema digestivo.

El consumo regular de jengibre puede mejorar la digestión y prevenir problemas como el estreñimiento y la diarrea.

El jengibre es un antiinflamatorio natural

Otro beneficio importante de esta raíz es su capacidad para combatir la inflamación en el cuerpo. Estas propiedades antiinflamatorias pueden ayudar a reducir el dolor.

De hecho es un aliado ideal para el tratamiento de enfermedades como la artritis, la artrosis de rodilla o la fibromialgia.

Mejora la circulación sanguínea

Este ingrediente también puede ser un aliado para mejorar la circulación sanguínea y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares gracias a su capacidad para dilatar los vasos sanguíneos y mejorar el flujo de sangre.

El jengibre ayuda a regular el azúcar en sangre

El jengibre también ha demostrado ser eficaz en la regulación del azúcar en la sangre. Consumir jengibre diariamente puede ayudar a mantener estables los niveles de glucosa, lo que es especialmente beneficioso para las personas con diabetes.

Es un aliado del el sistema inmunológico

Otra razón para incluir el jengibre en tu dieta es que su consumo regular ayuda a fortalecer las defensas y a prevenir resfriados y enfermedades comunes.

Otros beneficios del jengibre que no conocías

Entre sus virtudes está la mejora del perfil lipídico, de forma bastante similar a algunos fármacos comunes.

También es eficaz para combatir los dolores menstruales. De hecho, tomar 1 gramo de esta raíz distribuidas en cuatro tomas es tan efectivo como el ibuprofeno.

Otro de sus beneficios menos conocidos es la mejora en la función cognitiva, lo han demostrado diversos estudios realizados tanto en humanos como en animales.

¿Sabías que el jengibre también combate eficazmente diversas bacterias?

Raíz de jengibre / Imagen de Jcomp en Freepik.

El jengibre es una planta usada desde hace miles de años en la medicina ayurvédica por su poder curativo y antibacteriano. Una de sus propiedades más destacadas es su capacidad para tratar determinadas infecciones provocadas por bacterias.

La acción antibacteriana del jengibre se debe a la presencia de compuestos bioactivos como el gingerol y el shogaol, que han demostrado efectos antimicrobianos en estudios científicos.

Estos compuestos del jengibre son efectivos contra bacterias como Escherichia Coli, Staphylococcus Aureus y Salmonella Typhi, entre otras. De hecho, se ha descubierto esta especia puede inhibir el crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos, lo que lo convierte en un buen aliado en la lucha contra las infecciones bacterianas.

Además de su acción antibacteriana, el jengibre también tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que contribuye a fortalecer el sistema inmunológico y promover la salud en general.

¿Cuál es la mejor forma de tomar jengibre?

La forma más común de consumir jengibre es en forma de té, aunque también se puede utilizar en polvo o como condimento en diferentes preparaciones culinarias.

Para hacer té de jengibre y limón solo tienes que poner a calentar una rodaja de jengibre de un dedo de grosor (pealada) junto con unos 350 ml de agua. En el momento en que rompa el hervor déjalo cociendo un par de minutos.

Transcurrido ese tiempo, apaga el fuego y si quieres puedes añadirle una rodajitas de limón y un poquito de zumo de este cítrico.

Una vez templado, elimina las rodajas de limón y de jengibre y disfruta de este saludable té de jengibre.

Si quieres utilizarlo en la cocina, suele aportar un toque picante muy interesante a muchos platos. A las cremas de verduras, como a la de calabaza, le va fenomenal. Solo hay que incluir una rodajita pelada al sofrito de cebolla o puerro y luego cocer la verdura con agua o caldo para terminar triturándola.

En conclusión, el jengibre es una planta medicinal con propiedades antibacterianas que pueden ayudar a combatir eficazmente diversas bacterias. Su uso como complemento en la alimentación puede contribuir a fortalecer el sistema inmunológico y promover la salud en general, ya que tiene una amplia gama de beneficios para el cuerpo.

Eso sí, es importante consultar a un profesional de la salud antes de utilizarlo como tratamiento para enfermedades específicas. No hay que olvidar que el jengibre debe ser utilizado como complemento y no como sustituto de los tratamientos médicos convencionales.

¿Has probado alguna vez el jengibre como remedio natural? ¿Qué otros beneficios conoces de esta planta? Recuerda incorporar esta poderosa raíz a tu dieta diaria y disfrutar de sus beneficios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.