¿Qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud?

Descubre qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud y cómo aprovechar todas sus propiedades. ¿Es cierto todo lo que se dice de esta raíz?

Beneficios de la cúrcuma para la salud

La cúrcuma, también conocida como «el oro líquido de la India», es una especia milenaria que ha sido muy utilizada tanto en la cocina como en la medicina tradicional. En los últimos años ha ganado una popularidad notable en Occidente debido a los múltiples beneficios para la salud de los que hace gala.

Esta especia, que tiene un intenso color amarillo y un sabor ligeramente picante y terroso, es uno de los componentes básicos del curry, la que le aporta su característico color.

En este artículo vamos a analizar los beneficios de la cúrcuma y vamos a ver si de verdad su consumo te ayuda a mejorar la salud. Vamos a desglosar los componentes activos de esta raíz, con el objetivo de descubrir cómo funciona en nuestro organismo y exploraremos diversas formas de incorporarla en nuestra dieta diaria. Prepárate para descubrir qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud.

Los sorprendentes beneficios de la cúrcuma para la salud

La cúrcuma es originaria de la India y muy conocida por su intenso color amarillo y su sabor característico.

Pero más allá de su uso en la cocina, esta especia ha sido objeto de numerosos estudios que han puesto sobre la mesa sus propiedades y beneficios para la salud. Tanto es así que si buscas en PubMed «curcumina» (su principal componente activo) obtienes más de 22.000 resultados.

Según la AESAN (Agencia Española para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición), «la curcumina podría ejercer efectos entéricos y no entéricos debido a su potencial actividad antioxidante y de reducción de la inflamación. Se han realizado multitud de estudios clínicos con extractos de rizoma de cúrcuma o con curcuminoides para estudiar su posible aplicación en diversas patologías».

La cúrcuma tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes

Tal y como acabamos de apuntar, uno de los principales componentes de la cúrcuma es la curcumina, un potente antioxidante al que se le han atribuido importantes propiedades antiinflamatorias, ya que parece que este compuesto tiene la capacidad de inhibir la actividad de ciertas enzimas y moléculas proinflamatorias.

Esto significa que podría ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que se relaciona directamente con numerosas enfermedades crónicas, como la artritis e incluso la enfermedad cardíaca.

Además de su efecto antiinflamatorio, la cúrcuma también parece ser un potente antioxidante. Los antioxidantes ayudan a neutralizar los radicales libres, que son moléculas inestables y altamente reactivas que pueden causar daño celular y contribuir al envejecimiento y a diversas enfermedades. Al combatir los radicales libres, la cúrcuma puede ayudar a prevenir el estrés oxidativo y proteger las células del daño.

La cúrcuma puede ayudar a reforzar las defensas

Además, la curcumina también tiene ciertas propiedades antimicrobianas y antivirales, lo que la convierte en un aliado natural para fortalecer nuestro sistema inmunológico y combatir infecciones.

Podría mejorar la salud del cerebro

Otro beneficio de la cúrcuma es su capacidad para mejorar la salud del cerebro. Algunos estudios han analizado el potencial terapéutico de la cúrcuma en la reducción del riesgo de sufrir enfermedades neurodegenerativas, como el Alzhéimer. Parece que la curcumina podría cruzar la barrera hematoencefálica y ayudar a prevenir el daño cerebral y mejorar la función cognitiva.

Aunque aún se necesitan más estudios y con un mayor número de participantes para confirmar estos beneficios, las conclusiones de estos análisis sugieren que esta especia podría tener un potencial prometedor en el campo de la medicina preventiva y terapéutica.

Ayuda al control del peso

Esta raíz también puede ser útil para mantener un peso saludable. Y es que la curcumina ayuda a regular el metabolismo de las grasas, reduciendo la acumulación de lípidos y promoviendo la pérdida de peso.

Además, su capacidad para reducir la inflamación también puede ser beneficiosa para prevenir el desarrollo de enfermedades metabólicas, como la diabetes tipo 2.

Efectiva para mejorar la digestión

En cuanto a la salud digestiva, la cúrcuma ha sido utilizada durante siglos en la medicina tradicional para aliviar los problemas estomacales.

Parece que la curcumina ayuda a estimular la producción de bilis, mejorando la digestión de las grasas y aliviando los síntomas de la indigestión, la acidez estomacal y la inflamación intestinal.

Según la AESAN, «La Agencia Europea del Medicamento (EMA, 2018) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS, 2020) aprueban su empleo tradicional para incrementar la secreción biliar en el tratamiento de la indigestión: sensación de plenitud, flatulencia y digestiones lentas».

Buena para el control del colesterol

Por último, pero no menos importante, la cúrcuma también puede ser beneficiosa para la salud del corazón, ya que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL (el llamado «colesterol malo») y los triglicéridos, mientras que aumenta los niveles de colesterol HDL (el conocido como «colesterol bueno»).

Esto ayuda a la prevención de la acumulación de placa en las arterias, lo que podría reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Bonus trak: también mejora la salud de la piel

Las propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias de la cúrcuma también sirven para ayudar a reducir el acné y mejorar la apariencia de la piel.

Además, se cree que puede ser efectiva en la reducción de la pigmentación y una buena aliada para luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel.

En resumen, la cúrcuma es una especia prometedora que apunta tener poderosas propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y digestivas. Su principal compuesto activo, la curcumina, le confiere estos beneficios y hace que pueda ser un aliado natural para mejorar la salud. Aunque todavía se necesitan más investigaciones al respecto, algunos estudios preliminares señalan que la cúrcuma podría tener un potencial prometedor en la prevención de diversas enfermedades crónicas.

¿Cómo consumir la cúrcuma para aprovechar todos sus beneficios?

El principal problema de la curcumina es que tiene baja biodisponibilidad, lo que quiere decir que nuestro cuerpo solo es capaz de absorber un 10 o un 15 %. Así que para aprovechar al máximo los beneficios de la cúrcuma, es recomendable consumirla junto con pimienta negra o un poco de grasa, ya que esto aumenta de forma considerable su absorción en el organismo.

Se están realizando diversos estudios para valorar sus propiedades e incorporar este compuesto en alta concentración en forma de suplementos, siempre combinando la curcumina con piperina, un alcaloide presente en la pimienta negra y en la pimienta larga, que incrementa un 154 % su biodisponibilidad.

Y aquí radica el principal problema de esta especia consumida en dosis culinarias, que resulta muy complicado llegar a la cantidad óptima para obtener los efectos beneficiosos de este compuesto.

Antes de suplementarse, hay que consultar a un experto

Con todo esto sobre la mesa solo queda recalcar que según la evidencia científica estamos ante un ingrediente con multitud de propiedades beneficiosas para la salud, del que se están realizando muchos estudios para poder aprovechar todo su potencial, ya que con el consumo doméstico es prácticamente imposible llegar a una dosis mínima que nos reporte beneficios.

Y prácticamente todos los expertos coinciden en recomendar su uso como condimento, dentro de una dieta saludable, variada y equilibrada, salvo que un médico prescriba algún suplemento o medicamento que tenga este producto entre sus ingredientes. No tenemos que olvidar que natural no es sinónimo de inocuo. De hecho AESAN ha establecido una Ingesta Diaria Admisible (IDA) de 3 miligramos de curcumina por kg de peso y día para evitar riesgos o posibles efectos adversos.

Es importante recordar que la cúrcuma no debe usarse como un sustituto de un tratamiento médico en caso de sufrir una enfermedad. Es fundamental consultar a un profesional de la salud antes de utilizar cualquier suplemento o remedio natural como complemento al tratamiento de una dolencia.

Una vez vistos los beneficios de la cúrcuma, queda esperar a la realización de una investigación más a fondo por parte de la comunidad científica para poder aprovechar todas sus propiedades saludables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.