Snacks saludables para llevar al colegio

¿Tu hijo tiene que llevar un tupper para tomar a media mañana y no sabes qué snacks saludables llevar al colegio? No te pierdas estas propuestas.

Snacks saludables para llevar al colegio

Empiezan las clases, toca preparar el tentempié de media mañana de los peques y no quieres que tu hijo termine con un ultraprocesado insano entre manos (los bollos, galletas, zumos y demás opciones tan recurrentes como poco saludables). Hemos preparado una selección de snacks saludables para llevar al colegio que tienes listos en poquísimo tiempo y que están muy buenos.

Es fundamental que los niños aprendan buenos hábitos desde pequeños y que desde los colegios se fomente la alimentación saludable.

En muchos colegios se facilita a los padres una hoja informativa con tipos de alimentos para llevar cada día y que todos coman más o menos igual, pero la realidad es que en muchas ocasiones dicha información no incita precisamente a la comida saludable.

Nos parece muy importante que los peques aprendan buenos hábitos alimenticios, por lo que es básico que en los colegios se fomente la alimentación saludable. Por eso desde aquí os damos algunas ideas para llenar el tupper de alimentos sanos y muy ricos.

Cómo organizar los snacks de media mañana

Una buena opción es tener tuppers con varios compartimentos para poder llevar diferentes tipos de alimentos. Todos los snacks que proponemos son perfectos tanto para tomar a media mañana como para la hora de la merienda, se montan en muy poco tiempo, están deliciosos y son muy sanos, ¿alguien da más?

A nosotros nos gusta que en cada comida tomen alimentos que tengan los tres macronutrientes principales (proteínas, hidratos de carbono complejos y grasas). Una buena idea es ir alternando diferentes tipos de desayunos y apostar 2 días a la semana por un lácteo -que es completo porque tiene los tres macronutrientes-, otros 2 días fruta o verdura, aquí a nosotros nos gusta acompañarla con alguna fuente proteica que lleve grasa -huevo cocido, un poco de queso…- y un tercer día algo para comer con las manos tipo bocadillo, fajita o tortitas. Vamos con las ideas y te decimos cómo complementar cada plato.

Snacks saludables para el colegio

1. Lácteos

Imagen de Freepik

Uno o dos días a la semana se puede llevar un lácteo al colegio. Aquí proponemos las siguientes opciones:

  • Yogur natural (sin azucarar). Se puede optar tanto por el que venden en formato tradicional como uno para beber –siempre mirando los ingredientes y viendo que no lleve nada más que leche y fermentos lácticos-.
  • Botecito de kéfir. Lo hay para beber y en formato individual.
  • Brick de leche entera.
  • Queso fresco en tarrina individual. Los quesos con mucho suero, como el fresco, es mejor que vayan en formato individual porque como pongas unos trocitos en el tupper van a acabar flotando en suero.
  • Bastones del tipo de queso que les guste (se pueden acompañar con un poquito de pan en formato regañás o palitos).
  • Quesos pequeños en formato individual (tipo Babybel). Es muy importante fijarse en los ingredientes porque los tradicionales “quesitos” de toda la vida, de queso no tienen absolutamente nada.
  • Batido casero de fruta triturada con yogur. Se puede llevar en bolsitas de silicona reutilizables para beber fácilmente con las manos.

2. Fruta o verdura

En función de la edad del niño se le puede mandar la fruta pelada o sin pelar. Lo ideal es apostar por las frutas y verduras de temporada y por las que menos se oxiden para que no lleguen muy pochas a la hora de comerlas. En verano es más fácil que transcurridas dos o tres horas estén en peores condiciones así que si el niño no es muy pequeño, se las puedes poner en una pequeña neverita con un hielo.

Algunas opciones son:

  • Plátano que puedes dejar con piel y semiabierto para que el peque tire de la cáscara y lo saque él mismo. Así no se oxidará.
  • Granada. Despepitada aguanta en perfecto estado varios días.
  • Fresas, cortadas en mitades o cuartos (en función del tamaño).
  • Tomates cherris, fundamental que estén cortados en cuartos para evitar atragantamientos.
  • Uvas, que no tengan pepitas y también que estén cortadas en cuartos.
  • Cerezas, lo mismo que en el caso anterior.
  • Mango, sandía, melón, caqui, kiwi, ciruela…  todas ellas peladas y cortadas en trocitos.
  • Mandarina o naranja en gajos.

Otras frutas como la manzana o la pera se oxidan mucho más fácilmente, por lo que o bien le envuelves los trozos en film para que lleguen lo mejor posible o las riegas con un chorrito de limón, aunque esto último alterará el sabor. La manzana es una fruta que también favorece el atragantamiento por lo que si el niño es muy pequeño hay que cortarla en bastones finos para evitar riesgos.

(*) El día que lleva fruta se le puede incluir en el tupper unos bastoncitos de queso o un poquito de lacón o jamón para que tome algo de proteína y sea un almuerzo más completo.

3. Bocadillos saludables

Aquí es muy importante elegir un buen pan, preferiblemente que sea integral (hay que mirar muy bien la etiqueta para que efectivamente sea así) y mejor pan de hogaza cortado finito, los panes de molde suelen tener ingredientes bastante poco recomendables. Se puede rellenar de:

  • Aguacate, tomate y un poco de jamón serrano o lacón o jamón cocido (de calidad).
  • Aguacate y queso.
  • Crema de frutos secos con unas rodajitas de plátano o de fresas.
  • Jamón cocido con queso y un chorrito muy fino de aceite de oliva.
  • Se puede untar con un poquito de hummus y sobre él poner una rodajas de huevo cocido.

4. Otras opciones de snacks para comer fácilmente con las manos

  • Hummus con unas regañás (con buenos ingredientes) o con unos bastoncitos de zanahoria -si no les gustan crudos pueden hacerse al vapor hasta que estén al dente-.
  • Empanadilla o porción de empanada casera de carne picada, verduras y huevo o de tomate con atún y huevo cocido.
  • Tortilla de fajita integral con jamón y queso o con crema de frutos secos, rodajas de plátano y fresas y un poco de chocolate negro (de un 85 %).
  • Tortitas de avena y manzana untadas con un poco de crema de frutos secos y acompañadas de fresas y plátanos laminados o de frambuesas y arándanos.
  • Bizcochos o galletas saludables. Como opción algún día puntual se puede llevar un trocito de bizcocho o unas galletas, elaborados en casa con ingredientes saludables. En este caso la recomendación es acompañarlo de un lácteo para que sea más completo.

Una vez vistas todas estas opciones de snacks saludables para llevar al colegio, no hay excusa para que los pequeños de la casa disfruten de almuerzos y meriendas riquísimos mientras cuidamos su salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.