Masticar chicle durante el ayuno: ¿lo rompe?

Si estoy haciendo ayuno intermitente y quiero tomar chicle, ¿se rompe el ayuno? Descubre si debes o no masticar chicle durante el ayuno.

Masticar chicle durante el ayuno: ¿lo rompe?

Visto en sentido estricto, masticar chicle con azúcar puede romper el ayuno. Pero hay que tener en cuenta que el chicle sin azúcar tiene muy pocas calorías, por lo que en realidad no afecta mucho los niveles de insulina y, por lo tanto, puedes tomarlo en ayunas sin que eso afecte al resultado de tu ayuno.

Si estás empezando en esto del ayuno intermitente, saber qué puedes comer o beber durante el periodo de ayuno puede resultar confuso. Vamos a ver en detalle si masticar chicle durante el ayuno es o no buena idea.

No olvides que el chicle tiene calorías

Generalmente prácticamente todos los chicles contienen algunas calorías. Por ejemplo, un chicle normal tiene aproximadamente 11 calorías, mientras que uno sin azúcar contiene 6.

Para formas más estrictas de ayuno, como los ayunos de agua, consumir cualquier cantidad de calorías técnicamente rompe el ayuno. Y si consumes varios chicles al día o eliges uno con alto contenido de azúcar, pues claramente estás rompiendo el ayuno.

De hecho, algunos tipos de chicle pueden contener hasta 30 calorías por porción, que pueden acumularse muy rápidamente si tomas varios chicles a lo largo del día.

Sin embargo, debido a que muchos otros tipos son muy bajos en calorías, es poco probable que tomar uno o dos chicles diarios sin azúcar afecte significativamente al ayuno.

Masticar chicle durante el ayuno puede reducir el hambre

Se ha demostrado que masticar chicle disminuye el hambre y el apetito, lo que podría ser especialmente beneficioso durante un ayuno.

En un pequeño estudio se vio que masticar chicle durante 30 minutos mientras se ayunaba aumentó la saciedad y estabilizó los niveles del péptido similar al glucagón-1 (GLP-1), una hormona que disminuye el apetito.

En otra investigación quedó patente que masticar chicle sin azúcar durante 1 hora redujo el hambre en ayunas y disminuyó la ingesta de alimentos en la siguiente comida. También se ha demostrado que masticar chicle disminuye el apetito y la atención a los estímulos relacionados con los alimentos, lo que puede ayudar a prevenir la alimentación impulsiva.

El chicle afecta mínimamente a la insulina

La insulina es la hormona responsable de transportar el azúcar desde el torrente sanguíneo a las células para que pueda usarse como fuente de combustible.

El ayuno provoca una reducción de los niveles de insulina. Esto se produce cuando comienza la cetosis, un estado metabólico que ocurre cuando tu cuerpo quema grasa para obtener energía en lugar de utilizar carbohidratos. Y los ayunos más prolongados pueden hacer llegar al proceso de cetosis.

Algunos estudios muestran que es posible que masticar chicle no afecte los niveles de insulina o azúcar en la sangre, por lo que esta chuchería no rompería el ayuno.

Otro estudio realizado en 59 mujeres con diabetes gestacional demostró que masticar chicle después de una comida no afectaba los niveles de azúcar en sangre.

Entonces, ¿se puede tomar chicle sin romper el ayuno?

El chicle sin azúcar afecta mínimamente los niveles de insulina y contiene muy pocas calorías, por lo que es poco probable que rompa el ayuno.

Pero, vamos a ser realistas, rompa o no el ayuno el chicle no es un producto que deberíamos consumir a diario, sino más bien algo de consumo ocasional. Si te quieres tomar un chicle un día puntual, elige uno que no tenga azúcar y disfrútalo pero no te pases las jornadas masticando un chicle tras otro porque no es algo saludable.

Y aunque elijas uno que lleve edulcorantes en vez de azúcar, como tomes muchos te acabarán produciendo gases y molestias digestivas. Así que, por mucho que no rompa el ayuno, recuerda que el chicle de saludable no tiene nada y no debes usarlo como una opción para tratar de no comer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.