Pechuga, muslo o ala, ¿qué parte del pollo tiene menos calorías?

¿Sabes cuántas calorías tiene cada parte del pollo? Pechuga, alitas, muslos, contramuslos… vamos a ver cuál te interesa más.

Calorías del pollo: ¿cuántas tiene cada parte?

La cantidad de calorías del pollo puede variar según el corte específico y la forma en que se prepara. En rasgos generales, las partes más consumidas contienen entre 155 y 203 calorías por porción de 100 gramos.

También te puede interesar:

Siempre que hablamos de carnes magras, el pollo es una de las mejores opciones, ya que es una buena fuente de proteínas que no tiene muchas calorías. Además, es fácil de cocinar y se puede encontrar en cualquier sitio sin dificultad.

Pero, aunque, efectivamente, es una carne con pocas calorías, quizás te preguntes exactamente cuántas tiene cada parte específica, porque hay variaciones interesantes entre ellas.

Cada corte contiene una cantidad diferente de calorías y una proporción distinta de proteína y grasa. Hacemos un repaso por las más consumidas para ver cuál es más interesante a nivel nutricional.

Pechuga de pollo: 284 calorías

La pechuga de pollo es uno de los cortes más populares de este animal. Tiene un alto contenido en proteínas y es baja en grasas, lo que la convierte en una excelente opción para las personas que intentan perder peso.

Una pechuga de pollo cocida, deshuesada y sin piel (172 g) tiene el siguiente desglose nutricional:

  • Calorías: 284
  • Proteínas: 53,4 g
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasa: 6,2 g

Por lo tanto, una porción de 100 g aporta 165 calorías, 31 g de proteína y 3,6 g de grasa.

Esto significa que, aproximadamente, el 80 % de las calorías de la pechuga de pollo provienen de proteínas y el 20 % de grasas.

Eso sí, hay que tener en cuenta que estas cantidades se refieren a una pechuga de pollo sin ingredientes añadidos. En el momento en que la cocinas con aceite o la acompañas con salsas, estos valores cambian.

Contramuslo de pollo: 208 calorías

El contramuslo es un poco más tierno y sabroso que la pechuga debido a su mayor contenido de grasa. Un contramuslo cocido, deshuesado y sin piel (116 g) aporta:

  • Calorías: 208
  • Proteínas: 28,8 g
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasas: 9,5 g

Una ración de 100 g tiene 179 calorías, 24,8 g de proteína y 8,2 g de grasa. Por lo tanto, el 55 % de las calorías provienen de proteínas, mientras que el 45 % de grasas.

Alitas de pollo: 43 calorías

Cuando piensas en cortes saludables de pollo, probablemente no te vengan a la mente las alitas. Sin embargo, siempre y cuando no estén rebozadas o cubiertas de salsas o fritas, son totalmente aptas para llevar una dieta saludable. Un ala de pollo deshuesada y sin piel (21 g) contiene:

  • Calorías: 43
  • Proteínas: 6,4 g
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasas: 1,7 g

Por 100 g, las aportan 203 calorías, 30,5 g de proteína y 8,1 g de grasa. Es decir el 64 % de las calorías provienen de proteínas y el 36 % de las grasas.

Muslo de pollo: 149 calorías

Los cuartos traseros del pollo se componen de dos partes: el muslo y el contramuslo. El muslo es la parte inferior de la pierna. Un muslo deshuesado y sin piel, de 96 gramos, contiene:

  • Calorías: 149
  • Proteínas: 23,2 g
  • Carbohidratos: 0 g
  • Grasas: 5,5 g

Cada 100 g de carne de muslo de pollo tienen 155 calorías, 24,2 g de proteína y 5,7 g de grasa. Aproximadamente el 65 % son proteínas, mientras que el 35 % grasa.

Otros cortes que también te interesará conocer

Aunque la pechuga, los contramuslos, las alas y los muslos son los cortes más populares de este animal, hay otros que también se consumen con frecuencia. Estas son las calorías de algunos de ellos:

  • Solomillos de pollo: 89 calorías por 100 g
  • Carcasa de pollo: 239 calorías por 100 g

¿Comer pollo con o sin piel?

Comer pollo con piel añade una cantidad significativa de calorías y grasa. Por lo tanto, quitarle la piel antes de comerlo puede reducir de forma notable su contenido energético y la cantidad de grasa que ingieres.

Por ejemplo, una pechuga de pollo cocida y deshuesada con piel (196 g) contiene:

  • Calorías: 386
  • Proteínas: 58,4 g
  • Grasa: 15,2 g

En una pechuga de pollo con piel, el 61 % de su contenido son proteínas y el 39 % grasas. Comerse la piel, suma casi 81 calorías.

De manera similar ocurre con el resto de piezas, un ala de pollo con piel (34 g) tiene 86 calorías, en comparación con las 43 que tiene un ala sin piel (21 g). En este caso, el 60 % de las calorías de las alitas de pollo con piel las aporta la grasa, en comparación con el 36 % de la misma pieza sin piel.

Por lo tanto, si estás tratando de perder peso o reducir tu consumo de grasas, es posible que lo mejor sea optar por pollo sin piel para minimizar las calorías y la grasa.

La forma en que cocinas la carne también suma

La manera en que cocinas el pollo también puede variar mucho su contenido calórico. La carne de pollo por sí sola es relativamente baja en calorías y grasas en comparación con otras carnes. Pero una vez que comienzas a agregar aceite, salsas o la rebozas, la cosa cambia.

Por ejemplo, un muslo de pollo cocido, deshuesado y sin piel (116 g) contiene 208 calorías y 9,5 g de grasa. El mismo muslo de pollo rebozado y frito suma 238 calorías y 14,2 g de grasa.

De manera similar, un ala de pollo deshuesada y sin piel (21 g) tiene 43 calorías y 1,7 g de grasa, mientras que las alitas de pollo glaseadas en salsa barbacoa aportan 61 calorías y 3,7 g de grasa.

En conclusión, los métodos de cocción que agregan poca grasa, como asar, cocinar a la parrilla y o al vapor, son la mejor opción para no sumar calorías y grasas extra a esta carne magra tan saludable.

Resumen:

El pollo es una carne sabrosa y la mayor parte de sus cortes son bajos en calorías y grasas, además de proporcionar una cantidad interesante de proteínas. Eso sí, ten en cuenta que comer la piel o usar métodos de cocción con alto contenido de grasa agrega calorías.

Preguntas frecuentes sobre la carne de pollo y sus calorías:

¿Cuántas calorías tiene una porción de pollo?

Unos 100 gramos de pollo cocido sin piel tiene aproximadamente 165 calorías.

¿Es mejor cocinar el pollo a la plancha o al horno?

Ambas opciones son saludables, siempre y cuando no se agreguen salsas o una cantidad excesiva de aceite.

¿Es recomendable consumir la piel del pollo?

La piel del pollo es la zona donde se concentra la mayor cantidad de grasa, por lo que si la tomas, aumentarás significativamente el contenido calórico de la ración.

¿Cuáles son algunas opciones de condimentos saludables para el pollo?

Usar especias como el ajo, el perejil, el romero y la pimienta negra son excelentes opciones para darle sabor al pollo sin agregar calorías adicionales. También se puede utilizar zumo de limón para aportar un toque cítrico.

¿Es seguro consumir pollo crudo?

No, el pollo crudo puede contener bacterias dañinas que pueden causar enfermedades. Es importante cocinar siempre el pollo hasta que alcance una temperatura interna de 75°C para asegurar que dichas bacterias mueren y estás consumiendo una carne segura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.