¿Cuántas calorías tiene una taza de café?

Descubre cuántas calorías tiene una taza de café. Te vas a sorprender porque la cosa varía de 2 a casi 300 calorías.

¿Cuántas calorías tiene una taza de café?

Esta es una de las bebidas más populares en todo el mundo, apreciado por su aroma y sabor característicos. ¿Sabes cuántas calorías tiene una taza de café?

Aunque la vida (y la alimentación) no se trata de contar calorías, no está de más saber más o menos qué contenido calórico tienen los alimentos que consumimos. En lo relativo a esta bebida es importante tener en cuenta que no todas las tazas de café son iguales y que te puedes sorprender con algunos cafés preparados.

Mientras que el café solo en sí mismo tiene muy pocas calorías -por no decir ninguna-, todo lo que se le añade habitualmente como leche, azúcar, nata o cualquier otro aditivo, ya sí que cambia radicalmente el contenido calórico de esta bebida.

Aquí nos vamos a centrar en revisar cuántas calorías hay en una taza de café y qué implicaciones tiene ir añadiendo «cosas» en lo relativo a esta cuestión.

Contenido calórico del café solo

El café solo, sin aditivos como leche, azúcar o nata, tiene muy pocas calorías, ya que es una infusión y lo que realmente te bebes es agua en su mayoría. Por término medio, una taza de café solo tiene alrededor de 2 calorías.

Por lo tanto, si bebes café solo sin añadirle nada más, puedes disfrutar de varias tazas al día sin preocuparte por la cantidad de calorías de esta bebida.

Bebidas de café con leche y azúcar

Aunque el café solo en sí mismo tiene un bajo contenido calórico, es importante tener en cuenta que las bebidas que preparamos a a base de café pueden tener un contenido calórico mucho más alto.

Agregar leche a tu café puede aumentar sus calorías significativamente, dependiendo de la cantidad y tipo de leche que uses. Por ejemplo, una taza de café con leche entera puede contener alrededor de 180 calorías, mientras que si usas leche desnatada rondará las 60. Esta opción no es insana, porque la leche -si no tienes ningún problema para digerirla, es totalmente saludable- pero no está de más saber cuánto suma el contenido en calorías.

Ponerle azúcar también contribuye a aumentar el contenido calórico de esta bebida. Una cucharada de azúcar, por ejemplo, contiene aproximadamente 16 calorías. Así que en función de cuánto azúcar le pongas, tendrás que sumar más o menos.

Y si ya te vas a una cadena y te pides uno de esos cafés «cuquis» llenito de saborizantes artificiales y endulzantes variados en forma de siropes te pasas el juego (te puedes estar tomando la mitad de las calorías de la jornada en un vaso). Estamos hablando de que un «Caramel Macchiato» grande de Starbucks con leche entera tiene nada más y nada menos que 293 calorías.

Implicaciones para la salud

El consumo excesivo de bebidas de café con los ingredientes que hemos citado anteriormente (azúcar, saborizantes artificiales y otros ingredientes insanos) puede tener varias implicaciones negativas para la salud. Además de aumentar la ingesta calórica, estas bebidas hacen que consumas una cantidad desmesurada de azúcares añadidos, lo que puede llevar a sufrir problemas de salud a largo plazo.

El consumo excesivo de este compuesto se asocia con un mayor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y otros problemas de salud. El azúcar añadido proporciona calorías vacías, es decir calorías que no aportan ningún valor nutricional y que pueden contribuir al aumento de peso.

No solo debemos preocuparnos por el contenido calórico y los azúcares añadidos, sino que también es importante tener en cuenta las grasas y otros ingredientes que se pueden agregar a estas bebidas. Por ejemplo, algunas de ellas pueden contener nata montada endulzada, jarabes o salsas altas en grasas saturadas y trans, que tampoco son muy interesantes a nivel nutricional.

Además, el consumo excesivo de estas bebidas pueden desplazar opciones más saludables que sí tienen nutrientes.

Recomendaciones para apostar por un café saludable

Si estás buscando controlar tu ingesta de calorías y mantener un estilo de vida saludable, aquí tienes algunas recomendaciones para disfrutar del café:

1. Opta por café solo. Tiene un contenido calórico muy bajo, por lo que es la opción más saludable si no quieres aumentar la ingesta calórica. Evita agregarle aditivos que puedan empeorar su calidad nutricional.

2. Usa leche entera o semi. Si quieres tomarlo con leche, apuesta por leche entera o semi. Aquí te preguntarás, ¿pero no tiene más grasa que la desnatada? Sí, pero también es más saciante y se ha demostrado que la grasa saturada de la leche no es mala. Así que esto hará que tardes más tiempo en tener hambre. Si vas a ponerle una bebida vegetal, asegúrate que es una opción sin azúcar.

3. Evita agregar azúcar. Utiliza un café natural suave y verás como no necesitas ponerle ningún tipo de endulzante. Si estás acostumbrado a poner azúcar al café, puedes ir reduciendo la cantidad gradualmente hasta terminar sin ponerle nada. También puedes darle un toque de sabor con un pelín de canela, que aporta un cierto sabor dulce.

4. Controla el tamaño de las tazas. Si vas a tomar varios cafés al día con leche, no hagas tanquetas de 300 ml por taza. Puedes tomar una algo mayor en el desayuno y luego ya optar por tazas más pequeñas, que por tanto tengan menos contenido de leche.

5. Si vas a tomar una «bebida de café» tipo la de Starbucks que hemos citado, recuerda que es un postre, no un café. Con esto lo que queremos decir es que sin un día te apetece tomarte una de esas bebidas, perfecto pero ten en cuenta que es un café con muchos añadidos que puede computar perfectamente como postre (y tiene las calorías de casi una comida entera…).

Recuerda que, además del café, es importante llevar un estilo de vida saludable en general. Mantén una dieta equilibrada, realiza actividad física regularmente y come bien equilibrando las comidas y apostando los por los alimentos densos en nutrientes. El café puede ser parte de una dieta saludable, siempre y cuando se consuma con moderación y se eviten los aditivos calóricos y poco saludables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.