¿Por qué las coles de Bruselas producen gases?

Descubre por qué las coles de Bruselas producen gases e hinchazón y cómo evitarlo. ¡Y disfruta de esta deliciosa verdura!

¿Por qué las coles de Bruselas producen gases?

A muchas personas las coles de Bruselas les parece una verdura muy poco apetecible, en comparación con otras. Sin embargo, bien preparadas, están deliciosas y tienen infinidad de propiedades beneficiosas para la salud.

Uno de sus principales problemas es que pueden provocar hinchazón y gases debido a la presencia de carbohidratos imposibles de digerir, como la rafinosa.

Este compuesto se descompone por bacterias en el intestino grueso, lo que termina produciendo gas, especialmente hidrógeno y metano. Esto afecta más a unas personas que a otras, especialmente a las que padecen Síndrome de Intestino Irritable (SII).

Por lo tanto los que no estén acostumbrados a tomarlas, es recomendable que las introduzcan gradualmente en su dieta para ver cómo reacciona el cuerpo.

¿Por qué las coles de Bruselas producen gases e hinchazón abdominal?

Esta verdura tiene una serie de componentes que pueden causar malestar gastrointestinal, especialmente en personas sensibles o con ciertas condiciones digestivas.

Como hemos mencionado anteriormente, no de los principales culpables de que las coles de Bruselas produzcan gases es la rafinosa, un oligosacárido no digerible. Se trata de un azúcar complejo que se encuentra en muchas leguminosas y vegetales crucíferos.

Aunque el cuerpo no tiene las enzimas necesarias para descomponerlo, las bacterias en nuestro intestino grueso sí lo hacen. Cuando las bacterias descomponen la rafinosa en el intestino grueso, se produce gas como subproducto. Este gas puede acumularse y provocar hinchazón abdominal, flatulencia y malestar.

Además de la rafinosa, las coles de Bruselas también contienen otros carbohidratos fermentables, como los fructanos, un tipo de fibra soluble que puede causar problemas digestivos en algunas personas.

¿Las personas que sufren el Síndrome de Intestino Irritable (SII) pueden comerlas?

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es una patología crónica que afecta al sistema digestivo, causando síntomas como dolor abdominal, distensión abdominal, cambios en el patrón de evacuación intestinal y malestar digestivo.

Se cree que el SII está causado por una combinación de factores, incluyendo la sensibilidad del intestino, cambios en la motilidad intestinal y cambios en la microbiota intestinal.

Muchas personas con SII encuentran que ciertos alimentos desencadenan sus síntomas, y las coles de Bruselas a menudo están entre esos alimentos. Esto se debe a la alta concentración de carbohidratos fermentables en las coles de Bruselas, como la rafinosa y los fructanos, que pueden desencadenar síntomas en personas con SII.

Además, también contienen compuestos llamados glucosinolatos, que pueden irritar el revestimiento del intestino y empeorar los síntomas del SII.

Consejos para reducir la hinchazón y los gases al consumir coles de Bruselas

Hay algunas medidas que se pueden tomar para reducir estos síntomas y disfrutar de las coles de Bruselas sin sufrir estos daños colaterales. Aquí tienes algunas recomendaciones útiles para evitar que esta verdura produzca gases.

1. Cocínalas

Al aplicarles un tratamiento térmico, se ayuda a descomponer algunos de los carbohidratos indigestibles presentes en esta verdura.

El calor de la cocción puede suavizar las fibras de la rafinosa y los fructanos, lo que facilita su digestión.

Cuando vayas a tomar coles de Bruselas, intenta asarlas al horno, hervirlas o saltearlas en lugar de comerlas crudas para reducir la posibilidad de experimentar hinchazón abdominal.

2. Consume porciones más pequeñas

Si eres propenso a la hinchazón y los gases cuando consumes esta verdura, puede ser útil reducir el tamaño de las porciones.

En lugar de comer una gran cantidad de una sola vez, prueba a comer porciones más pequeñas a lo largo del día.

Esto puede ayudar a tu sistema digestivo a procesar los carbohidratos indigestibles de manera más eficiente y reducir la posibilidad de que se produzca hinchazón. Es posible que poco a poco el cuerpo se vaya acostumbrando a ellas.

3. Introduce gradualmente las coles de Bruselas en tu dieta

Si acabas de empezar a tomar coles de Bruselas, es importante introducir gradualmente esta verdura en tu dieta.

Esto le dará a tu cuerpo tiempo para adaptarse a los compuestos indigestibles y reducirá la posibilidad de experimentar síntomas de hinchazón y gases. Comienza con pequeñas cantidades y aumenta gradualmente la cantidad a lo largo del tiempo.

4. Prueba técnicas de preparación y cocción alternativas

Además de cocinar las coles de Bruselas, existen otras técnicas de preparación y cocción que puedes probar para que se digieran mejor.

Por ejemplo, puedes fermentarlas utilizando técnicas de fermentación casera, lo que puede ayudar a descomponer algunos de los carbohidratos indigestibles presentes en ellas. También puedes probar remojarlas en agua con sal antes de cocinarlas para suavizar las fibras y hacerlas más fáciles de digerir.

5. Consúmelas con alimentos digestivos

Si las coles de Bruselas te causan hinchazón y gases, puedes tratar de combinarlas con alimentos que sean más fáciles de digerir. Por ejemplo, puedes preparar una ensalada de coles de Bruselas que lleve con alimentos ricos en enzimas digestivas, como el jengibre o el perejil.

Estos alimentos pueden ayudar a estimular la digestión y minimizar los síntomas de hinchazón.

Una vez vistas las razones por las que las coles de Bruselas producen gases y cómo resolver o minimizar este problema, no lo dudes e inclúyelas en tu dieta. Hay mil formas deliciosas de disfrutarlas y aprovechar sus beneficios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.