Coles de Bruselas, ¿qué propiedades y beneficios tienen?

¿Son las coles de Bruselas interesantes a nivel nutricional? Descubre las increíbles propiedades de esta verdura.

Coles de Bruselas, ¿qué propiedades y beneficios tienen?

Las coles de Bruselas son unas verduras crucíferas que, como las hortalizas de su misma familia, tiene infinidad de beneficios para la salud. Son pequeñas y redondas, con hojas superpuestas que se asemejan a una mini col.

Estas verduras están llenas de nutrientes y han demostrado ser beneficiosas para diversas condiciones de salud, desde la salud cardiovascular hasta la salud intestinal. Vamos a ver en detalle por qué tienes que apostar por ellas y cómo puedes incorporarlas a tu dieta para disfrutar de todas sus bondades.

3 beneficios clave de las coles de Bruselas

1. Promueven la salud cardiovascular

Las coles de Bruselas son buenas para la salud cardiovascular debido a su contenido en fibra, vitamina K y ácidos grasos omega-3.

La fibra dietética es conocida por su capacidad para reducir el colesterol LDL (el llamado «colesterol malo») y mantener los niveles de colesterol en equilibrio. Una dieta rica en este compuesto puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas al mantener los vasos sanguíneos saludables y reducir el riesgo de enfermedad arterial coronaria.

La vitamina K es esencial para la coagulación sanguínea y también desempeña un papel importante en la salud ósea. Las coles de Bruselas son una excelente fuente de esta vitamina , lo que las convierte en un alimento ideal para mantener la salud cardiovascular y ósea.

Por su parte, los ácidos grasos omega-3 son grasas saludables que se encuentran en abundancia en las coles de Bruselas. Estas grasas ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo, lo cual es un factor de riesgo importante para enfermedades cardíacas. Además, esta grasa también ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, lo que contribuye a mejorar la salud cardiovascular.

2. Fortalecen el sistema inmunológico

El sistema inmunológico desempeña un papel crucial en la protección del cuerpo contra enfermedades e infecciones.

Las coles de Bruselas son una excelente fuente de vitamina C, un nutriente esencial para fortalecer el sistema inmunológico, ya que estimula la producción de glóbulos blancos, que son células clave en la respuesta inmunitaria del cuerpo.

Además, esta verdura también contiene otros compuestos vegetales antioxidantes, como los glucosinolatos, que ayudan a reducir el estrés oxidativo en el cuerpo y a combatir la inflamación, lo que puede mejorar la función inmunológica y proteger contra enfermedades crónicas.

3. Promueven la saciedad y ayudan en la pérdida de peso

¿Las coles de Bruselas son buenas para bajar de peso? La respuesta es sí.

Estas verduras son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que las convierte en un alimento ideal para promover la saciedad y ayudar en la pérdida de peso.

La fibra dietética presente en las coles de Bruselas ayuda a mantenernos llenos durante más tiempo y a evitar los antojos de alimentos poco saludables. Además, también puede favorecer la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, lo que es beneficioso para mantener un peso saludable.

¿Cómo afectan las coles de Bruselas a la digestión?

Las coles de Bruselas son ricas en fibra, un nutriente esencial para mantener una buena salud digestiva. Dicha fibra actúa como un «cepillo» en el intestino, ayudando a eliminar los desechos y promoviendo la regularidad intestinal.

La fibra insoluble, presente en esta verdura, pasa prácticamente intacta a través del sistema digestivo, lo que ayuda a aumentar el volumen de las heces y a facilitar el movimiento regular de los intestinos.

Si sufres estreñimiento, incorporar coles de Bruselas a tu dieta puede ser beneficioso para promover una digestión adecuada.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que si no estás acostumbrado a consumir grandes cantidades de fibra, al comenzar a agregar coles de Bruselas a tu dieta es posible que experimentes algunos cambios en la digestión. Podría aumentar la frecuencia de las deposiciones y, en algunos casos, también los gases intestinales.

Estos «efectos secundarios» generalmente disminuyen a medida que tu cuerpo se acostumbra a la fibra y aumenta su capacidad para digerirla.

Importancia de las vitaminas y minerales en las coles de Bruselas

Las coles de Bruselas son excepcionalmente ricas en vitaminas y minerales. Estos nutrientes desempeñan un papel crucial para el funcionamiento del cuerpo y son claves para tener una buena salud.

Vitamina C

Las coles de Bruselas son una excelente fuente de vitamina C, un antioxidante que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

También ayuda a la síntesis de colágeno, un componente esencial de la piel, los huesos y los tejidos conectivos. Además, esta vitamina fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la absorción de hierro.

Vitamina K

La vitamina K es vital para la coagulación de la sangre y la salud ósea. Por tanto, las coles de Bruselas pueden ayudar a mantener la densidad ósea y reducir el riesgo de fracturas.

Minerales

Las coles de Bruselas también son una buena fuente de varios minerales esenciales, como el manganeso, el potasio y el calcio.

El manganeso es necesario para el metabolismo energético y la función cerebral, mientras que el potasio es crucial para mantener la presión arterial bajo control y el equilibrio de líquidos en el cuerpo.

Por su parte, el calcio es básico para mantener la salud ósea y dental y también juega un papel importante en la función muscular y nerviosa.

¿Las coles de Bruselas pueden causar gases?

Es común escuchar que cuando consumes esta verdura puedes sufrir gases y malestar estomacal.

Tal y como hemos explicado anteriormente, esto se debe a su contenido de fibra y a ciertos compuestos vegetales presentes en ellas. La fibra insoluble puede ser difícil de digerir para algunas personas y puede ocasionar gases y distensión abdominal.

Sin embargo, esto no sucede en todos los casos y depende de la tolerancia individual a este compuesto.

Además, las coles de Bruselas también tienen dos tipos de oligosacáridos: rafinosa y estaquiosa. Estos compuestos son difíciles de descomponer en el intestino y pueden ser fermentados por las bacterias en el intestino grueso, lo que puede producir gases.

Para minimizar el riesgo de gases al consumir coles de Bruselas, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cocina las coles de Bruselas adecuadamente: al hacerlo puede ayudar a descomponer algunos de los compuestos que pueden causar gases. Puedes asarlas, saltearlas o hervirlas antes de consumirlas.
  • Mastícalas bien: masticar adecuadamente los alimentos puede ayudar a descomponerlos en partículas más pequeñas, lo que facilita su digestión.
  • Introduce las coles de Bruselas gradualmente en tu dieta: si no estás acostumbrado a consumir grandes cantidades de fibra, es recomendable que vayas incrementando gradualmente la cantidad para darle tiempo a tu cuerpo para adaptarse.
  • Combínalas con otros alimentos para facilitar su digestión: tómalas con proteínas magras, como pollo o pescado, y grasas saludables, como aguacate u aceite de oliva. Esto hará que las digieras mejor.

Por lo tanto, después de ver las propiedades de las coles de Bruselas tienen múltiples nutrientes y, por tanto, numerosos beneficios para la salud. Su contenido de fibra, vitaminas y minerales las convierte en un alimento ideal para promover una buena salud cardiovascular, fortalecer el sistema inmunológico, promover la saciedad y mejorar la salud digestiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.