Por qué evitar los alimentos ultraprocesados para estar sano

¿Sabes por qué debes evitar los alimentos ultraprocesados en tu día a día? Te ayudamos a olvidarte de ellos de una vez por todas.

¿Por qué deberías evitar los ultraprocesados?

Los alimentos ultraprocesados han ganado popularidad en las últimas décadas debido a su alta palatabilidad y a su larga vida útil. Sin embargo, existe una creciente preocupación por los efectos negativos que estos productos pueden tener en la salud.

Y es que dichos alimentos suelen estar cargados de aditivos e ingredientes bastante poco recomendables y carecen de los nutrientes esenciales que necesitamos para mantenernos sanos.

En este artículo vamos a tratar en profundidad los peligros asociados con el consumo de ultraprocesados y discutiremos los beneficios de optar por comida natural o buenos procesados en su lugar. También vamos a repasar algunos consejos prácticos sobre cómo se puede reducir fácilmente su consumo para llevar una vida mucho más saludable.

¿Por qué debemos evitar los ultraprocesados?

Cuando hablamos de alimentos ultraprocesados nos referimos a aquellos que han sido sometidos a cambios físicos y químicos durante su fabricación y que nada tienen que ver con el alimento original. Estos cambios incluyen la adición de azúcar, sal, conservantes y aditivos químicos para realzar el sabor, prolongar la vida útil y mejorar su apariencia.

Dichos alimentos se encuentran envasados en cajas, bolsas o latas y suelen estar listos para consumir o requieren una mínima preparación y tienen una lista interminable de ingredientes que prácticamente nadie sabe qué son.

La principal razón por la que debemos evitar los alimentos ultraprocesados es que carecen de los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita para funcionar de manera óptima. En cambio tienen un alto contenido de calorías, grasas saturadas y trans, azúcares añadidos y sodio. Además, suelen contener ingredientes artificiales y aditivos que son perjudiciales para la salud a largo plazo.

Los riesgos para la salud de consumir alimentos procesados

El consumo excesivo de alimentos ultraprocesados se ha asociado con una serie de problemas de salud, incluyendo la obesidad, la diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer. Estos alimentos suelen ser altos en calorías y bajos en nutrientes, lo que puede conducir a un aumento de peso no saludable. Además, suelen contener cantidades excesivas de azúcar, sal y grasas trans, que pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

El consumo regular de estos alimentos también puede tener un impacto negativo en nuestro sistema inmunológico. Estos productos suelen estar llenos de aditivos y conservantes químicos que pueden debilitar nuestro sistema inmunológico y hacernos más susceptibles a sufrir enfermedades.

Además, contienen ingredientes poco saludables, como aceites vegetales hidrogenados, que se han relacionado con la inflamación crónica de bajo grado, que puede contribuir a una serie de problemas de salud, incluyendo enfermedades cardíacas, artritis y enfermedades autoinmunes.

Impacto en la salud digestiva y cerebral

El consumo excesivo de alimentos ultraprocesados puede tener un impacto negativo en nuestra salud digestiva.

Estos alimentos suelen ser bajos en fibra, lo que puede dificultar la digestión y contribuir al estreñimiento.

Además, los aditivos y conservantes que llevan pueden irritar el revestimiento del tracto digestivo, causando inflamación y otros problemas intestinales.

El impacto de estos productos en la salud cerebral también es motivo de preocupación. Estos alimentos suelen ser altos en azúcar y grasas saturadas, que pueden afectar negativamente la función cerebral.

Numerosos estudios han demostrado que una dieta alta en alimentos ultraprocesados puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades como Alzheimer y demencia.

Beneficios de apostar por una dieta rica en alimentos naturales

Cuando elegimos alimentos naturales en lugar de ultraprocesados, estamos tomando opciones más saludables y nutritivas. Estos alimentos son aquellos que están en su forma natural y no han sido sometidos a procesamiento ni adición de ingredientes artificiales, vamos aquellos que no tienen etiquetas.

Son ricos en vitaminas, minerales y fibra y proporcionan los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita para funcionar de manera óptima.

Buenos para perder peso

Uno de los principales beneficios de optar por este tipo de alimentación es la pérdida de peso, prácticamente sin darte cuenta. No hay que olvidar que los ultraprocesados son altos en calorías y bajos en nutrientes, lo que te lleva a aumentar de peso.

Por el contrario, los naturales son bajos en calorías, pero ricos en nutrientes, lo que puede ayudar a mantenernos saciados y controlar el peso corporal.

Mejoran la piel, el pelo y las uñas

Además, estos alimentos también puede tener un impacto positivo en el aspecto físico, ya que son son ricos en vitaminas y antioxidantes que pueden mejorar la salud de la piel, cabello y uñas.

Alimentos como las frutas y verduras frescas, los productos lácteos sin procesar y las proteínas magras pueden ayudar a promover una piel radiante, un cabello brillante y unas uñas más fuertes.

Tendrás más energía

Otro beneficio de optar por alimentos naturales es un aumento en los niveles de energía. Los ultraprocesados no tienen nutrientes y pueden causar picos de azúcar en la sangre seguidos de caídas, lo que puede hacer que te sientas agotado todo el día.

Por el contrario, la comida real es rica en nutrientes esenciales que proporcionan una fuente de energía sostenida a lo largo del día. No sufres picos de hambre, estás saciado y tienes mucha energía.

Mejora de la salud hormonal

Un beneficio menos conocido de elegir estos alimentos es su impacto en la salud hormonal. Los ingredientes artificiales y aditivos químicos de los ultraprocesados pueden afectar negativamente nuestros niveles hormonales. Esto puede conducir a problemas de salud como desequilibrios hormonales, síndrome premenstrual y problemas de fertilidad.

Optar por una alimentación natural, basada en frutas y verduras, proteínas magras y granos enteros, puede ayudar a equilibrar naturalmente las hormonas y mejorar nuestra salud en general.

Consejos para reducir el consumo ultraprocesados

Reducir el consumo de estos productos puede parecer una tarea muy difícil, pero con algunos cambios simples en la dieta y estilo de vida, se puede lograrlo. Aquí hay algunos consejos prácticos para ayudarte a conseguirlo:

Cocina en casa

Preparar tus propias comidas en casa te permite controlar los ingredientes que utilizas. Por lo tanto, es una excelente manera de disfrutar de comidas saludables y deliciosas.

Come más frutas y verduras frescas

Las frutas y verduras frescas son una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra. Estos alimentos no solo son saludables, sino que también pueden ayudarte a sentirte más lleno y satisfecho. Intenta incorporar una variedad de frutas y verduras en tus comidas y snacks diarios.

Lee las etiquetas de los alimentos

Antes de comprar un producto envasado, tómate un momento para leer la lista de ingredientes. Evita los que contienen una larga lista de ingredientes artificiales, aditivos químicos, azúcares añadidos y grasas trans. Opta por alimentos con ingredientes simples y reconocibles y cuantos menos mejor.

Por regla general, si un producto tiene más de 5 ingredientes, es bastante posible que sea ultraprocesado.

Evita el consumo de bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas, como los refrescos, los batidos y los zumos, son una de las principales fuentes de azúcar añadido en nuestra dieta. Opta por agua, café, té sin azúcar o infusiones en lugar de estas bebidas.

Planifica tus comidas y snacks

La planificación de tus comidas y snacks te ayudará a evitar recurrir a los alimentos procesados cuando tengas hambre. Dedica tiempo a planificar tus comidas semanales y asegúrate de que los alimentos naturales sean la base de tu alimentación

Compra a granel

Cuando sea posible, compra alimentos a granel en lugar de productos envasados. Esto te permitirá controlar la cantidad de alimentos ultraprocesados que consumes y también puede ser más económico a largo plazo.

Los alimentos que no llevan etiqueta (porque su único ingrediente es el producto en sí mismo) deben ser los que más tomes en tu día a día.

Limita el consumo de alimentos envasados

Si bien puede ser difícil evitar completamente los ultraprocesados, intenta limitar su consumo a ocasiones especiales. Reserva estos productos para ocasiones especiales y opta por opciones más saludables en tu día a día.

En conclusión, evitar los alimentos ultraprocesados es fundamental para mantener una buena salud, ya que carecen de los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita y están llenos de aditivos y sustancias químicas perjudiciales.

Fuentes consultadas para elaborar este artículo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.