¿Por qué se seca la boca al comer caqui y cómo evitarlo?

¿Sabes por qué se seca la boca al comer caqui? Los taninos son los responsables y hay varias formas de evitarlo.

¿Por qué se seca la boca al comer caqui y cómo evitarlo?

El caqui es una fruta que en pocos años se ha implantado con fuerza en el mercado español. Tiene un sabor dulce y es muy sabrosa pero también tiene un punto negativo y es que muchas personas experimentan una sensación de sequedad o irritación en la boca tras su consumo. ¿A qué se debe este fenómeno? ¿Por que ocurre esto y qué podemos hacer para evitar o aliviar la sequedad de boca al comerlo? Te contamos por qué se seca la boca al comer caqui y lo que se puede hacer para resolverlo.

¿Sabías que el caqui tiene taninos y que ellos son los responsables de que esto ocurra?

A continuación vamos a ver qué son los taninos y por qué cuando tomamos alimentos que tienen mucha cantidad de estos polifenoles sentimos esa incómoda sequedad extrema o sensación de aspereza en la boca.

¿Por qué se me seca la boca al comer caqui?

La sequedad o irritación en la boca al comer caqui se debe a los taninos que contiene,son sustancias del grupo de los polifenoles que están presentes en muchas otras frutas, como la piel y las pepitas de las uvas o las tiras de los plátanos. ¿Has oído hablar de los taninos del vino? Pues es lo mismo. 

Dichos taninos son capaces de coagular determinadas proteínas, una de ellas es la mucina de la mucosa bucal, y esto es lo que produce sensación de aspereza –astringencia– cuando se comen.

¿Todos los caquis tienen la misma astringencia?

Caqui, una fruta deliciosa y nutritiva que te sorprenderá por sus propiedades
Caqui, una fruta deliciosa y nutritiva que te sorprenderá por sus propiedades.

La astringencia del caqui varía según el grado de maduración del fruto. Cuando el caqui está verde, los taninos son solubles y causan más astringencia. Cuando el caqui madura, los taninos se vuelven insolubles y pierden su capacidad de coagular las proteínas, por lo que la astringencia disminuye.

Esto también depende de la variedad del fruto. Existen dos tipos principales de caquis: los astringentes y los no astringentes. Los caquis astringentes son los que tienen más taninos y necesitan madurar completamente para perderla y no dejar la boca seca.

Los caquis no astringentes tienen menos taninos y se pueden comer cuando todavía están firmes, sin que produzcan sequedad de boca.

En tercer lugar influye el tratamiento posterior de la fruta, ya que hasta hace algunos años prácticamente todos los caquis que llegaban a las fruterías eran de variedades astringentes y no recibían ningún tratamiento, por lo que para poder consumirlos había que dejar que maduraran completamente y al final quedaban tan extremadamente blandos que había que tomarlos con cuchara. El problema es que esa textura no gustaba mucho y, además, complicaba mucho el transporte y comercialización de dicha fruta.

Resulta que se encontró un sistema para mantener la dureza de la carne al tiempo que se eliminaban los molestos taninos y consiste en gasear la fruta con etanol o con dióxido de carbono. Y es que, a medida que madura, la fruta emite etanol y hace que los taninos se evaporen. Industrialmente lo que se hace es introducir los caquis en una cámara con etanol o con dióxido de carbono (CO2) durante un tiempo que oscila entre 20 y 24 horas, aproximadamente.

¿Cómo evitar o aliviar la sequedad de boca al comer caqui?

Hay algunas formas de evitar o aliviar la sequedad de boca al comer caqui, tanto antes como después de consumirlo. Algunas de las soluciones son las siguientes:

Elegir caquis no astringentes o bien maduros

Si quieres disfrutar del caqui sin que te seque la boca, lo mejor es que optes por las variedades no astringentes, como el Fuyu o el Jiro, o que esperes a que los caquis astringentes, como el Hachiya o el Rojo Brillante, estén blandos y maduros.

Tratar el caqui con alcohol o dióxido de carbono

Otra forma de eliminar la astringencia del caqui es someterlo a un tratamiento con alcohol o dióxido de carbono, que hace que los taninos se vuelvan insolubles y no coagulen las proteínas de la saliva. 

Para hacerlo en casa solo tienes que introducir un chupito de una bebida alcohólica de alta graduación (vale cualquiera que tengas por ahí) en un recipiente amplio (una olla, por ejemplo) y meter junto al vaso de chupito los caquis. Se sella muy bien con film o una bolsa de plástico y luego se pone la tapa de la olla. Se deja en un lugar fresco y seco durante unos 7 días y habrás solucionado el problema. En este vídeo puedes ver el proceso en detalle:

De forma industrial, tal y como hemos contado en el apartado anterior, se expone la fruta a una atmósfera con dióxido de carbono.

Bonus track: un truco si has dado con un caqui con taninos y ya tienes la boca seca

Beber agua o leche. Ambas bebidas pueden ayudar a hidratar la boca y a disolver los taninos del caqui, reduciendo así la sensación de sequedad o irritación. Además, la leche tiene la ventaja de que contiene caseína, una proteína que se une a los taninos y los neutraliza.

Por lo tanto, como acabas de ver, la razón por la que se seca la boca al comer caquis es debido a sus taninos y hay diversas formas para evitar este problema. Aunque es cierto que prácticamente todos los caquis que se comercializan hoy en día están tratados con etanol o con dióxido de carbono y han perdido buena parte de su astringencia (o toda). Aún así, no olvides el truco para quitarla en casa, que es muy efectivo y te permite disfrutar de caquis con buena consistencia y sin que te sequen nada la boca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.