Cómo deshincharse después de una comida copiosa

¿Sabes cómo deshincharse después de una comida copiosa? Te damos las claves para evitar la incómoda hinchazón abdominal.

Cómo deshincharse después de una comida copiosa

Las comidas demasiado contundentes, tan típicas de las celebraciones y las fiestas, acaban provocando molestias digestivas, hinchazón abdominal y retención de líquidos, entre otros problemas estomacales. ¿Qué se puede hacer para aliviar estos síntomas y volver a la normalidad lo antes posible? Te damos algunos consejos para favorecer la digestión y deshincharse después de una comida copiosa.

La acumulación de gas en el abdomen, causada por actos como comer demasiado rápido, tragar aire, consumir alimentos que producen gases, tener intolerancias alimentarias, sufrir estrés o padecer algún problema digestivo, es la principal razón por la que se produce la incómoda hinchazón abdominal.

Un clásico en las épocas del año donde estamos día sí y día también comiendo alimentos más bien poco sanos y en cantidades bastante generosas. Siguiendo unos sencillos consejos podrás minimizar los daños e incluso evitarlos por completo.

5 consejos deshincharse después de una comida copiosa

Bebe agua e infusiones

El agua es fundamental para hidratar el organismo, favorecer el tránsito intestinal y eliminar los desechos. Beber agua antes, durante y después de la comida puede ayudar a prevenir la hinchazón y la deshidratación. Además, el agua es un aliado para controlar el apetito y evitar comer en exceso.

Propiedades del jengibre- Infusión
Propiedades del jengibre- Infusión.

Las infusiones también son una buena opción para favorecer la digestión y combatir la hinchazón. Algunas de las más recomendadas son:

  • La manzanilla, que tiene propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y calmantes.
  • El jengibre, que estimula la producción de jugos gástricos, reduce la inflamación y alivia las náuseas.
  • La menta, que relaja los músculos del tracto digestivo, reduce los gases y el dolor abdominal.
  • El hinojo, que mejora la digestión, elimina los gases y tiene efecto diurético.

Puedes tomar una taza de infusión después de la comida o a lo largo del día, preferiblemente sin azúcar ni edulcorantes.

Apuesta por alimentos ligeros y saludables

Comer fruta ayuda a deshincharse tras una comida copiosa
Comer fruta ayuda a deshincharse tras una comida copiosa.

Después de una comida copiosa, lo mejor es optar por alimentos ligeros y saludables que no sobrecarguen el sistema digestivo ni aporten demasiadas calorías. No se trata de compensar un exceso, el objetivo es comer sano y ayudar al cuerpo a volver a la normalidad lo antes posible. Algunos alimentos que no pueden faltar en tu plato son:

  • Las frutas que aportan vitaminas, antioxidantes, fibra y agua. Algunas de las más adecuadas son la piña, el kiwi, la papaya, el melón y la sandía, que tienen efecto diurético y digestivo.
  • Las verduras que son fuente de minerales, antioxidantes, fibra y agua. Puedes tomarlas en ensalada, al vapor, al horno o en caldo. Algunas de las que mejor te sentarán son el apio, la cebolla, el pepino, el tomate y el calabacín, ya que tienen efecto diurético y antiinflamatorio.
  • El pescado que aporta proteínas de alta calidad, grasas buenas y es muy fácil de digerir. Puedes tomarlo a la plancha, al horno o al vapor. Algunos de los más adecuados son el salmón, el atún, la sardina y el bacalao, ya que tienen efecto antiinflamatorio y saciante.
  • Los cereales integrales que tienen hidratos de carbono complejos, fibra y vitaminas del grupo B. Puedes tomarlos en forma de pan, pasta, arroz o quinoa, siempre en cantidades moderadas. Estos alimentos te ayudarán a regular el tránsito intestinal y aportarán energía.

Evita los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares, sal y aditivos, como los embutidos, los quesos curados, los dulces, los refrescos, las salsas y los precocinados. Todos ellos pueden dificultar la digestión, aumentar la inflamación y la retención de líquidos y lo único que aportan son calorías vacías.

Y un punto muy importante aquí es escuchar a tu cuerpo y comer cuando tengas hambre. Si tras una comida copiosa, no te apetece tomar nada, haz caso a tu cuerpo.

Mastica bien y come despacio

La forma en que comes también influye en la digestión y en la sensación de hinchazón. Para evitar las molestias, es importante masticar bien los alimentos y comer despacio, sin prisas ni distracciones. De esta forma, se facilita el trabajo del estómago, se producen menos gases y se controla mejor la cantidad que se come.

Otro punto importante es tratar de no hablar mucho mientras se come, ya que se puede tragar aire y favorecer la hinchazón. Otro consejo bastante útil es no beber demasiado líquido durante la comida, ya que puede diluir los jugos gástricos y dificultar la digestión.

Aprovecha el tiempo libre y haz ejercicio

El ejercicio físico es otro aliado para favorecer la digestión y combatir la hinchazón después de una comida copiosa. El movimiento ayuda a estimular el tránsito intestinal, a eliminar los líquidos y a quemar las calorías ingeridas. Además, el deporte libera endorfinas, que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés.

No se trata de hacer un ejercicio intenso ni prolongado, ya que puede ser contraproducente. Lo ideal es hacer una actividad moderada y adaptada al nivel de cada uno, como caminar, nadar, montar en bicicleta o hacer yoga.

Descansa lo suficiente

Descansar es clave para evitar la hinchazón abdominal
Descansar es clave para evitar la hinchazón abdominal.

El descanso es esencial para recuperar el equilibrio del organismo después de una comida copiosa. Dormir bien ayuda a regular el metabolismo, a reparar los tejidos y a fortalecer el sistema inmunitario. Además, el sueño influye en la producción de hormonas que regulan el apetito, la saciedad y el estrés.

Para favorecer el descanso, es importante evitar las comidas copiosas por la noche, ya que pueden provocar reflujo, acidez y dificultar el sueño. También es conveniente evitar el consumo de alcohol, cafeína y tabaco, que alteran el sueño y la digestión. Por último, es aconsejable mantener unos horarios regulares de sueño y dormir entre 7 y 8 horas al día.

Por lo tanto, tal y como acabamos de ver, con unos sencillos a la par que efectivos consejos básicos se puede conseguir deshincharse después de una comida copiosa . Un problema frecuente especialmente en épocas donde las comidas copiosas están a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.