¿Son mejores las yemas de huevo naranjas que las amarillas?

¿Es cierto que son mejores las yemas de huevo naranjas que las amarillas o solo un mito más en torno a este alimento? Resolvemos tus dudas.

¿Son mejores las yemas de huevo naranjas que las amarillas?

El color de la yema de huevo es un tema que genera debate y curiosidad porque algunas son más naranjas, mientras que otras tienen un color amarillo más pálido. ¿Es cierto eso que se dice de que son mejores las yemas de huevo naranja que las amarillas? En este artículo vamos a responder a esta pregunta y analizaremos si realmente hay diferencias en cuanto a la calidad nutricional de ambas.

¿Son mejores las yemas de huevo naranjas que las amarillas?

La tonalidad de la yema de un huevo está determinada en gran medida por la alimentación de la gallina que lo puso. Las gallinas que tienen una dieta rica en carotenoides, un compuesto que se encuentra en determinados vegetales, producirán huevos con yemas más naranjas. Por lo tanto, estos son los responsables del color de las yemas y también pueden tener beneficios para nuestra salud.

Esto se debe a que son antioxidantes que juegan un papel importante en la protección del cuerpo contra los daños causados por los radicales libres. Están presentes en diferentes alimentos de origen vegetal, como las zanahorias, los tomates y las espinacas.

Sin embargo, es importante no olvidar que las diferencias en la cantidad de esta sustancia pueden ser relativamente pequeñas y no tienen por qué tener un impacto significativo en términos de salud.

Aunque la tonalidad de la yema no afecta directamente a la calidad nutricional del huevo, las más naranjas -y por tanto, con más cantidad de carotenoides-, podrían ser indicativo de que las gallinas han recibido alimento de más calidad y tienen mayor bienestar general.

Cómo influye la alimentación de las gallinas influye en el color de la yema

Tal y como hemos apuntado anteriormente, la alimentación de las gallinas juega un papel crucial en el color que va a tener su yema y una dieta rica en carotenoides puede dar como resultado que sus yemas sean más naranjas.

También te puede interesar…

Sin embargo, no todas las gallinas tienen la misma alimentación, lo que significa que la tonalidad de la yema puede variar de un huevo a otro.

Las criadas en granjas industriales tienen una alimentación controlada para asegurar que están bien nutridas. Dichas gallinas reciben una dieta que incluye una mezcla de granos, proteínas y otros ingredientes específicamente formulados para proporcionar los nutrientes necesarios para tener una buena salud y producir huevos.

En cambio, las gallinas que están sueltas y caminan por el campo, tienen una alimentación más diversa, incluyendo pasto, insectos y otros alimentos naturales. Esto puede hacer que tomen más carotenoides, lo que potencialmente se traduce en yemas de un color más naranja.

Es importante tener en cuenta que el color de la yema no es un factor determinante de la calidad o frescura del huevo. Dicha calidad se evalúa en función de su sabor, textura, frescura y la forma en que se maneja y almacena, en lugar de su color.

El truco del almendruco para que la yema sea más naranja

Y como en todo en esta vida, la teoría es una y la práctica otra. ¿Por qué decimos esto? Pues porque sí, que una yema sea más naranja puede ser indicativo de una mejor alimentación de la gallina, pero también de otras cosas.

Un buen ejemplo es darles maíz en vez de trigo, lo que hace que la yema sea más anaranjada. Otra práctica común es añadir colorante al pienso de estas aves para conseguir este color.

Por lo tanto, con este tipo de acciones sobre la mesa es complicado decir que una yema naranja indica que el huevo es de mejor calidad porque puede ser exactamente igual que uno amarillento. Es mejor asegurarse de comprar huevos de gallinas que se muevan y que hayan comido libremente en el campo, independientemente del color de su yema.

¿Qué propiedades tiene la yema de huevo?

Sean del color que sean, todas ellas contienen una amplia gama de nutrientes importantes para la salud. Entre ellos se incluyen proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales esenciales.

Proteínas de alto valor biológico

Las yemas de huevo son una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Una única yema contiene alrededor de 6 gramos de proteína, lo que la convierte en una opción nutritiva para aquellos que quieren tomar más cantidad de este nutriente, que es esencial para el crecimiento y reparación de tejidos, así como para la producción de enzimas y hormonas.

Grasas saludables

A pesar de la mala reputación que han tenido en el pasado, las grasas presentes en las yemas de huevo son en realidad grasas saludables que nuestro cuerpo necesita. Estas grasas, incluyendo el ácido graso omega-3, son beneficiosas para la salud cardiovascular y cerebral (olvídate del mito que dice que el huevo aumenta el colesterol porque no es cierto). Además, las grasas de la yema de huevo también ayudan a la absorción de vitaminas liposolubles, como las A, D, E y K.

Vitaminas y minerales

Las yemas de huevo también son ricas en vitaminas y minerales importantes para el buen funcionamiento del organismo. Contienen vitaminas del complejo B, como la vitamina B12 y la biotina, que son esenciales para el sistema nervioso y la salud del cabello y de la piel.

También son una fuente de vitamina A, vitamina D, vitamina E y vitamina K, que desempeñan roles importantes en el sistema inmunológico, la formación de huesos y la salud ocular.

En cuanto a los minerales, tienen hierro, zinc y selenio. El hierro es necesario para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno en el cuerpo, mientras que el zinc es esencial para el sistema inmunológico y la cicatrización de heridas. Por su parte, el selenio es un antioxidante que ayuda a proteger nuestras células del daño oxidativo.

En conclusión, la tonalidad de la yema de un huevo puede variar de amarillo claro a naranja profundo, dependiendo de la alimentación de la gallina y de los «trucos» que hayan usado en la industria alimentaria para conseguirlo.

Aunque el color de la misma no afecta directamente la calidad nutricional de este alimento, las yemas más naranjas suelen indicar una mayor presencia de carotenoides, que son beneficiosos para la salud.

Por lo tanto, no podemos dar una respuesta definitiva a la pregunta de si las yemas de huevo naranja son mejores que las amarillas, ya que el color más naranja puede deberse a tener mayor presencia de carotenoides o no. De todas formas, lo que sí que hay que dejar claro es que la yema de huevo, sea del color que sea, es muy saludable y nutritiva, ya que contiene infinidad de nutrientes importantes, como proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.