Cómo aprovechar al máximo los beneficios de las uvas

Descubre los beneficios de las uvas y cómo incorporarlas a tu dieta. ¡No lo dudes y disfruta del poder antioxidante de esta fruta!

Beneficios de las uvas

Es bastante curioso que las uvas llevan años estando en el grupo de prohibidas ya que muchas personas consideran que tienen mucho azúcar y que, por ende, son muy calóricas, cuando su principal derivado, el vino (que de sano no tiene nada, pero ya hablaremos de ello más adelante) es fuente de antioxidantes y «una copita al día es maravillosa para la salud». Bueno, pues hoy vamos a hablar de los beneficios de las uvas, vamos a cerrar la boca de todos aquellos que dicen que son bombas de azúcar -cosa que no es cierta- y también vamos a dejar claro que el vino, al igual que cualquier bebida alcohólica, no es para nada una opción saludable porque no hay una cantidad mínima de alcohol que se considere segura.

Nuestro objetivo es quitarle el veto a esta deliciosa fruta y recordar que la fruta es buena opción siempre. Vamos a recordar que el azúcar naturalmente presente en las frutas es saludable -es azúcar intrínseco, no libre- y que muchas veces pensar esto hace que no comamos fruta en favor de snacks poco saludables que dicen ser «de dieta» y que en realidad son opciones totalmente insanas.

¿Qué son las uvas y qué nutrientes aportan?

Las uvas son los frutos de la vid, una planta trepadora que pertenece a la familia de las vitáceas. Hay más de 10.000 variedades de uvas, que se diferencian por su color, tamaño, forma, sabor y uso.

Se pueden clasificar en dos grandes grupos: las uvas de mesa, que se consumen como fruta fresca, y las uvas de vino, que se utilizan para elaborar vino y otros productos derivados, como el vinagre, el mosto o las pasas.

Son una buena fuente de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, que contribuyen a mantener una buena salud. 

Según la base de datos de nutrientes del USDA, una taza de uvas (151 g) aporta los siguientes nutrientes:

  • Calorías: 104
  • Carbohidratos: 27 g
  • Proteínas: 1 g
  • Grasas: 0,2 g
  • Fibra: 1,4 g
  • Vitamina C: 3,7 mg (5 % del valor diario o DV)
  • Vitamina K: 13,4 mcg (18 % del DV)
  • Tiamina (vitamina B1): 0,1 mg (9 % del DV)
  • Riboflavina (vitamina B2): 0,1 mg (8 % del DV)
  • Vitamina B6: 0,1 mg (8 % del DV)
  • Potasio: 250 mg (7 % del DV)
  • Cobre: 0,2 mg (21 % del DV)
  • Manganeso: 0,1 mg (5 % del DV)

Como se puede observar, las uvas son especialmente ricas en vitamina K, también tienen cantidades significativas de otras vitaminas del grupo B, como la B1, B2 o B6.

Además de estos nutrientes, es una fruta que contiene una gran variedad de compuestos bioactivos, como polifenoles, flavonoides, antocianinas, resveratrol y otros antioxidantes, que tienen efectos protectores frente al estrés oxidativo, la inflamación, las enfermedades cardiovasculares y otras patologías crónicas.

Beneficios de las uvas para mejorar tu salud

¿Conoces todos los beneficios de las uvas?
¿Conoces todos los beneficios de las uvas?

Como acabas de ver, las uvas son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales que pueden tener efectos positivos en tu salud. Estos son los beneficios de las uvas que deberías conocer:

1. Mejoran la salud del corazón

Al ser ricas en compuestos antioxidantes, como los polifenoles, que pueden ayudar a reducir la inflamación y tener un papel protector del corazón. Estos antioxidantes también son beneficiosos para reducir los niveles de colesterol y mejorar la salud cardiovascular en general.

2. Fortalecen el sistema inmunológico

Las uvas son una excelente fuente de vitamina C, que desempeña un papel fundamental en el fortalecimiento del sistema inmunológico. Consumir uvas regularmente puede ayudar a prevenir resfriados y otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico.

3. Promueven la salud cerebral

Los antioxidantes presentes en esta fruta pueden ayudar a proteger al cerebro contra el estrés oxidativo y el envejecimiento. Además, pueden mejorar la función cognitiva y reducir el riesgo de sufrir enfermedades neurodegenerativas.

4. Pueden ser aliadas para controlar el peso

A pesar de la fama de ser una fruta muy calórica, es más bien al contrario. Las uvas son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que las convierte en una excelente opción para tomar como snack. Su contenido en fibra reduce el pico glucosa en sangre y hace que sean saciantes.

Si las combinas con una fuente de proteína (un poco de queso, por ejemplo) y un alimento rico en grasas buenas (unos frutos secos), tienes un aperitivo completo y muy saciante.

5. Previenen el estreñimiento

Estamos ante una fruta laxante, que facilita el tránsito intestinal y previene el estreñimiento, debido a su contenido en fibra y agua, que aumentan el volumen y la humedad de las heces y a su efecto estimulante sobre la motilidad intestinal.

Además, las uvas tienen un efecto prebiótico, que mejora la salud y el equilibrio de la flora intestinal, lo que también contribuye a regular el funcionamiento del colon.

6. Hidratan y rejuvenecen la piel

Su alto contenido en agua hace que sean muy hidratantes, aportando agua y electrolitos a la piel, lo que mejora su elasticidad y su aspecto. Además, las propiedades antioxidantes de esta fruta ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, al protegerla de los radicales libres, el sol y la contaminación y estimular la producción de colágeno y elastina.

Cómo incorporar las uvas en tu alimentación

Afortunadamente, hay muchas formas deliciosas de incorporar esta fruta en tu dieta diaria y aprovechar todos los beneficios de las uvas. Aquí hay algunas ideas para aprovechar al máximo este nutritivo alimento:

1. Disfrútalas como snack

Las uvas son un snack saludable y muy fácil de tomar en cualquier lugar. Puedes llevarlas contigo a todas partes y disfrutarlas en cualquier momento del día. Asegúrate de lavarlas bien antes de comerlas y disfruta de su sabor dulce y refrescante. Si quieres potenciar su poder saciante y que el snack sea más completo, tómalas con unos frutos secos o con unos trocitos de queso.

2. Agrégalas a las ensaladas

Son un excelente complemento para las ensaladas ya que su sabor dulce le da un punto muy interesante a este plato. Prueba a agregar uvas cortadas por la mitad a una ensalada de espinacas o rúcula para darle un toque extra de sabor y contrarrestar el toque amargo de estas verduras.

4. Utilízalas como toppings para un yogur o el porridge del desayuno

Si quieres enriquecer tu yogur natural con un pelín de fruta, ponle unas uvas troceadas que aportarán dulzor y sabor a este lácteo. Lo mismo ocurre si te gusta desayunar gachas de avena o porridge.

Tras ver todos los beneficios de las uvas y descubrir algunas ideas para incorporarlas a tu día a día, no lo dudes y apuesta por estas pequeñas bombas cargadas de antioxidantes.

Preguntas frecuentes sobre esta deliciosa fruta

¿Las uvas tienen azúcar?

Las uvas tienen fructosa o lo que es lo mismo, azúcar intrínseco o naturalmente presente en el alimento. Es decir que se trata de un azúcar saludable. También contienen fibra y otros nutrientes que ayudan a evitar que se produzcan picos de glucosa al comerlas.

¿Puedo consumir uvas si tengo diabetes?

Si tienes diabetes, es importante controlar tu ingesta de carbohidratos. En primer lugar tienes que preocuparte por los carbohidratos simples -el azúcar libre de los alimentos y los que contienen harinas y almidones-.
Con respecto a la fruta, tienes que saber que su índice glucémico es bajo, de 46, lo que significa que su consumo no provoca picos de azúcar en sangre.
Además, las uvas tienen un efecto hipoglucemiante, que se debe a su contenido en fibra, que retrasa la absorción de la glucosa, y en antioxidantes, que mejoran la sensibilidad a la insulina y la función de las células beta del páncreas, que son las encargadas de producir la insulina. Por lo tanto, las uvas son buenas para los diabéticos, siempre que se consuman en una cantidad adecuada y, a poder ser, combinadas con una fuente de grasa o con proteína.

Fuentes consultas para elaborar este artículo:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.