¿Qué propiedades tienen las frambuesas? ¡Un superalimento sorprendente!

Esta fruta es una excelente fuente de fibra, vitamina C y poderosos antioxidantes. Conoce las sorprendentes propiedades de las frambuesas.

Beneficios de las frambuesas para la salud y cómo incorporarlas a tu dieta

Las frambuesas son el fruto comestible de una planta de la familia de las rosas. Hay varios tipos, entre los que destacan las negras, las moradas y las doradas, pero la variedad más común es la frambuesa roja. Estas bayas dulces y agrias son originarias de Europa y el norte de Asia, pero se cultivan en zonas templadas de todo el mundo. Descubre las propiedades de las frambuesas y sorpréndete por todo lo que esta fruta puede hacer por ti.

Un superalimento en toda regla

Las frambuesas tienen un valor nutricional alto a pesar de ser bajas en calorías. Una ración de 123 gramos de frambuesas rojas contiene:

  • Calorías: 64
  • Carbohidratos: 14,7 gramos
  • Fibra: 8 gramos
  • Proteínas: 1,5 gramos
  • Grasa: 0,8 gramos.
  • Vitamina C: 54 % de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR)
  • Manganeso: 41 % de la CDR
  • Vitamina K: 12 % de la CDR
  • Vitamina E: 5 % de la CDR
  • Vitaminas B: 4-6 % de la CDR
  • Hierro: 5 % de la CDR
  • Magnesio: 7 % de la CDR
  • Fósforo: 4 % de la CDR
  • Potasio: 5 % de la CDR
  • Cobre: 6 % de la CDR.

Las frambuesas son una excelente fuente de fibra, con 8 gramos por porción, lo que equivale al 32% de la CDR para mujeres y al 21% de la CDR para hombres.

También contienen una gran cantidad de vitamina C, que es esencial para la función inmunológica y la absorción de hierro. Además, tienen otras vitaminas y minerales importantes como vitamina A, tiamina, riboflavina, vitamina B6, calcio y zinc.

Alto contenido en antioxidantes

Los antioxidantes presentes en las frambuesas ayudan a las células a combatir y recuperarse del estrés oxidativo. Estos compuestos pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Las frambuesas tienen varios compuestos antioxidantes poderosos como la vitamina C, la quercetina y el ácido elágico. En comparación con otros frutos rojos, tienen un contenido similar al de las fresas, pero solo la mitad que las moras y una cuarta parte que los arándanos.

Se ha demostrado que los extractos de frambuesa tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes en estudios con animales, lo que reduce el riesgo de padecer determinadas enfermedades crónicas.

Además, se ha observado que el ácido elágico no solo previene el daño oxidativo sino que también repara el ADN dañado.

Bajas en carbohidratos y ricas en fibra

Las frambuesas son bajas en carbohidratos y ricas en fibra, lo que las convierte en una opción interesante para aquellos que no quieren consumir muchos hidratos de carbono.

Además, tienen un índice glucémico bajo, lo que significa que no aumentan los niveles de azúcar en la sangre de manera significativa. Al bloquear la enzima digestiva alfa-amilasa, su consumo también puede reducir la cantidad de carbohidratos absorbidos después de una comida, lo que disminuye el impacto en los niveles de azúcar en la sangre.

Podrían tener propiedades anticancerígenas

El alto contenido de antioxidantes de esta fruta puede jugar un papel protector contra el cáncer.

Algunas investigaciones han demostrado que los extractos de frambuesa pueden bloquear el crecimiento y destruir las células cancerosas en estudios de laboratorio con células de colon, próstata, mama y boca.

En un estudio in vitro, se demostró que el extracto de frambuesa roja podría eliminar hasta el 90 % de las células cancerosas de estómago, colon y mama.

Todas estas investigaciones muestran resultados interesantes que podrían relacionar el consumo de frambuesas -o su extracto- con propiedades anticancerígenas. Aún así hacen falta más estudios en humanos para establecer una vinculación clara entre este alimento y su papel protector frente al cáncer.

Otras propiedades que te sorprenderán

Las frambuesas también pueden tener otros beneficios para la salud. Sus propiedades antiinflamatorias pueden reducir los síntomas de la artritis.

Además, su contenido en fibra y su capacidad para bloquear la enzima alfa-amilasa pueden ayudar en el control del azúcar en la sangre.

Su consumo también puede favorecer la pérdida de peso debido a su bajo contenido calórico, su alto contenido en fibra y su capacidad para reducir el apetito.

Por último, los antioxidantes presentes en las frambuesas pueden combatir el envejecimiento al reducir los radicales libres en el cuerpo.

Ideas para incorporar las frambuesas en tu dieta

Hay varias formas de incorporar las frambuesas a tu dieta, como comerlas frescas a modo de tentempié, agregarlas a un yogur para darle un toque de sabor, poner un puñadito en el porridge de avena del desayuno, utilizarlas para hacer tortitas e incluso añadirlas a tu ensalada para darle un sabor especial.

Por lo tanto, después de ver todas las propiedades de las frambuesas ha quedado claro que estamos ante una fruta nutritiva y saludable que tiene infinidad de beneficios para la salud.

Son fáciles de incorporar a tu dieta y se pueden consumir tanto frescas como congeladas. Así que, ¡a qué esperas para disfrutarlas!

Preguntas frecuentes sobre las propiedades de las frambuesas:

¿Cuáles son los principales beneficios de las frambuesas para la salud?

Son ricas en antioxidantes, fibra, vitamina C y manganeso, lo que las convierte en una excelente opción para mejorar la salud cardiovascular, prevenir infinidad de enfermedades y regular el tránsito intestinal.

¿Cómo puedo incorporar las frambuesas a mi dieta?

Se pueden consumir frescas o congeladas y usar para hacer batidos, ensaladas, postres y para dar un sabor especial a tu yogur o tus gachas de avena.

¿Son buenas para bajar de peso?

Es una fruta baja en calorías y rica en fibra, lo que las hace que las frambuesas sean ideales para incluir en una dieta para bajar de peso. Además, su alto contenido en agua ayuda a mantener un buen estado de hidratación al cuerpo.

¿Las frambuesas son seguras para todas las personas?

En general las frambuesas son seguras para prácticamente todo el mundo. Sin embargo, algunas personas pueden ser alérgicas a las frutas rojas y experimentar síntomas como hinchazón, picazón, náuseas o dificultad para respirar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.