Cuáles son los alimentos más saciantes para incluir en el desayuno

¿Quieres evitar picos de hambre durante la jornada? Apunta estos alimentos saciantes para incluir en el desayuno.

Alimentos saciantes para un buen desayuno

El desayuno, la primera comida del día, aporta la energía necesaria para comenzar la jornada. Esto hace que erróneamente muchas personas consideren que es la comida más importante del día cuando en realidad es una comida más. ¿Cuál es el problema? Que, paradójicamente, es el momento en el que peores decisiones nutricionales se toman. ¿Sabías que lo que desayunes va a influir de forma significativa en cómo va el resto del día? Apostar por alimentos ricos en azúcar, va a hacer que tengas antojos a todas horas y va a aumentar tus niveles de ansiedad. Vamos a ver cuáles son los alimentos más saciantes para incluir en el desayuno.

La clave está en empezar la jornada con alimentos ricos en proteínas, en grasas saludables y en fibra.

Por qué incluir alimentos saciantes (y saludables) en el desayuno

Cuando elegimos alimentos saciantes para nuestro desayuno estamos apostando por tener una jornada sin antojos y por tener los niveles de azúcar en sangre estables.

En primer lugar, estos alimentos proporcionan una sensación de saciedad duradera, lo que evita que pocas horas después de esta comida aparezca un hambre voraz y se acabe atracando la máquina de vending del trabajo.

Además, los alimentos saciantes son ricos en nutrientes y aportan la energía necesaria para acometer de la mejor forma posible las actividades diarias.

Al consumir estos alimentos, aseguras que el cuerpo recibe los nutrientes esenciales que necesita para funcionar correctamente.

Por último, incluir alimentos saciantes en el desayuno también ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, lo que hace tener energía constante a lo largo del día y se evitan los antojos de alimentos poco saludables.

Los alimentos más saciantes para tomar en el desayuno

Semillas de chía, una opción rica en nutrientes y fibra

Semillas de chía

Las semillas de chía son una excelente alternativa para incluir en la primera comida del día, ya que son una fuente de nutrientes esenciales y fibra.

Estas pequeñas semillas están cargadas de antioxidantes, proteínas, omega-3 y minerales como el calcio, hierro y magnesio.

La fibra presente en las semillas de chía es especialmente beneficiosa para nuestra salud digestiva. Ayuda a regular el tránsito intestinal, previene el estreñimiento y nos mantiene saciados por más tiempo. Además, este compuesto también ayuda a controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre.

Para incorporarlas en tu desayuno, puedes agregar una cucharadita de estas semillas molidas a tu yogur, a batidos saludables, a tu bol de avena o también puedes hidratarlas en agua y prepararte un pudin de chía.

Mantequilla de cacahuete, una fuente de proteína y grasas saludables

La mantequilla de cacahuete es otro alimento saciante y muy saludable. Esta deliciosa pasta es rica en proteínas y grasas saludables, lo que proporciona una sensación de saciedad duradera.

Las proteínas presentes en este alimento ayudan a la reparación y construcción de tejidos, además de proporcionar saciedad durante bastante tiempo.

Por otro lado, las grasas saludables de la mantequilla de cacahuete aportan energía sostenida a lo largo del día y ayudan a absorber mejor los nutrientes de otros alimentos.

Si te apetece un desayuno con algo dulce, puedes untar un poquito de esta mantequilla en una tostada de pan integral y acompañarla de unas rodajitas de plátano o añadir media cucharadita a tus gachas de avena o a tu yogur con frutas.

Frutos rojos, un plus de antioxidantes y fibra para combatir antojos

Beneficios de los arándanos para la salud
Beneficios de los arándanos para la salud.

Los frutos rojos, como los arándanos, las frambuesas y las moras, son una excelente opción para incluir en tu desayuno. Estas pequeñas bayas son ricas en antioxidantes y fibra, lo que las convierte en un alimento muy nutritivo e interesante para la salud.

Los antioxidantes presentes en las frutas del bosque nos protegen contra el daño causado por los radicales libres, mejoran la salud cardiovascular y fortalecen el sistema inmunológico.

Además, el alto contenido en fibra de estas frutas ayuda a mantener la sensación de saciedad, regula el tránsito intestinal y ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Puedes añadirlas a tu yogur o a tus gachas de avena para empezar la jornada con infinidad de nutrientes.

Aguacate, una gran fuente de grasas saludables

Propiedades del aguacate. Estos son los superpoderes de esta fruta
Propiedades del aguacate. Estos son los superpoderes de esta fruta.

El aguacate es un alimento muy versátil y nutritivo. Destaca por ser fuente de grasas saludables, fibra y nutrientes.

Los ácidos grasos monoinsaturados presentes en el aguacate son esenciales para la salud cardiovascular, ya que ayudan a reducir el colesterol LDL (conocido como colesterol malo) y aumentar el colesterol HDL (el llamado colesterol bueno).

Estas grasas también aportan energía sostenida a lo largo del día y ayudan a absorber mejor los nutrientes de otros alimentos.

Además, esta fruta es fuente de fibra, vitaminas (como la vitamina E y la vitamina K) y minerales (como el potasio y el magnesio).

Un estudio publicado en la revista Nutrition Journal demostró que comer aguacate reducía en un 40 % las ganas de comer en las horas posteriores a dicha ingesta.

Una buena forma de incluirlo en tu dieta es usarlo de base en tus tostadas y acompañarlo de una buena fuente de proteínas (un poco de jamón serrano o de salmón ahumado, por ejemplo) o laminarlo y tomarlo acompañado de unos huevos revueltos.

Avena, un clásico que aporta energía sostenida a lo largo del día

Avena, un alimento muy interesante para el desayuno
Avena, un alimento muy interesante para el desayuno.

La avena es un clásico desayuno saciante que no pasa de moda. Este cereal es rico en fibra soluble y proteínas, lo que lo convierte en una excelente opción para empezar el día con energía y sentir saciedad durante bastante tiempo.

La fibra soluble presente en este cereal forma un gel en el estómago, lo que hace quesea muy saciante. Además, este compuesto ayuda a regular el tránsito intestinal y a controlar los niveles de colesterol en la sangre.

La avena también es una fuente de proteínas vegetales de calidad, lo que también aumenta su poder saciante.

Por otor lado, este cereal es rico en vitaminas del grupo B y minerales, como el hierro y el magnesio, que son esenciales para el organismo.

Para incluirla en tu desayuno, puedes hacer un delicioso porridge cocinando la avena en leche y agregarle frutas, semillas o frutos secos en el momento de servirlo. También puedes utilizarla como base para hacer tortitas o barritas de granola caseras (eso sí, que sean sin azúcar).

Huevos, proteínas de alta calidad

Tostada de aguacate y huevo
Tostada de aguacate y huevo.

Los huevos son una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Además, también son ricos en vitaminas y minerales esenciales, como la vitamina B12, vitamina D, hierro y selenio.

Las proteínas presentes en los huevos son esenciales para la salud, ya que ayudan a reparar y construir tejidos, a mantenernos llenos durante más tiempo y a regular los niveles de azúcar en la sangre.

Puedes disfrutarlos revueltos, cocidos, a la plancha o en tortilla y son perfectos para tomar en la primera comida del día.

Manzanas y canela, una combinación deliciosa para empezar el día

La combinación de manzanas y canela es perfecta para incluir en tu desayuno si buscas una opción deliciosa y saciante con un punto ligeramente dulce.

Las manzanas son una fruta rica en fibra y agua, lo que las convierte en un alimento que ayuda a mantener la saciedad.

La fibra presente en las manzanas favorece la regulación del tránsito intestinal, previene el estreñimiento y tiene un gran poder saciante. Además, las manzanas también son ricas en antioxidantes y vitaminas, como la vitamina C, que fortalecen el sistema inmunológico y mejoran la salud en general.

Por otro lado, la canela es conocida por su capacidad para regular los niveles de azúcar en la sangre. Al mantener estables estos niveles, se evitan los picos de energía y los antojos de alimentos poco saludables.

Puedes desayunar manzanas asadas con un poco de canela los días en los que te apetezca tomar algo dulce. También puedes incluir estos ingredientes a un smoothie que harás junto con yogur y leche para que tena sea más completo.

Hummus, una opción salada y nutritiva

Si prefieres un desayuno más salado, el hummus puede ser una excelente alternativa para incluir en tu alimentación matutina. Esta pasta elaborada a base de garbanzos, aceite de oliva, tahini y especias es rica en proteínas, fibra y grasas saludables.

Los garbanzos, su principal ingrediente, son una fuente de proteínas vegetales de alta calidad, lo que ayuda a mantener la saciedad y a construir y reparar tejidos en el cuerpo. También son ricos en fibra, que ayuda a regular el tránsito intestinal y a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Por otro lado, el aceite de oliva y el tahini aportan grasas saludables, que proporcionan energía sostenida a lo largo del día y ayudan a absorber mejor los nutrientes de otros alimentos.

Puedes incluir el hummus en tu desayuno untándolo en tostadas integrales o añadiéndolo como aderezo en tus huevos revueltos o ensaladas. También puedes utilizarlo como base para hacer bocadillos o fajitas.

Y otro punto clave: mantener la hidratación durante la mañana

Además de los alimentos mencionados anteriormente, es fundamental mantenerse hidratado durante la mañana para evitar la fatiga y los antojos por falta de líquidos.

También te puede interesar…

El agua es esencial para el organismo y participa en numerosas funciones vitales, como la regulación de la temperatura corporal, la eliminación de toxinas y la correcta digestión de los alimentos.

Cuando nos levantamos por la mañana, el cuerpo ha estado en ayuno durante varias horas y está deshidratado. Beber agua en el desayuno ayuda a rehidratarnos y a despertar nuestros órganos para comenzar el día con energía.

Además de beber agua, también puedes optar por otras bebidas saludables para incluir en la primera comida de la jornada, como infusiones de hierbas o té.

Recuerda que siempre es recomendable beber agua regularmente a lo largo del día para mantener una buena hidratación.

Por lo tanto, incluir alimentos saciantes en el desayuno es fundamental para evitar picos de hambre (y de glucosa) durante todo el día.

Las alternativas que acabamos de ver son solo algunas de las opciones para empezar la jornada con buen pie. A la hora de elegir un buen desayuno tienes que recordar que la clave está en apostar por alimentos ricos en proteínas, en grasas saludables y en fibra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.